36 preguntas para enamorarte de mi … y permanecer enamorado



Cómo comenzó todo

El origen de las 36 preguntas tiene más de 20 años. En un estudio, el psicólogo estadounidense Arthur Aron (Estudio) investigó de qué manera se crea una sensación de proximidad y confianza entre personas desconocidas.

Originalmente la investigación se trataba sobre cómo establecer una cercana familiaridad entre las personas, para usar en estudios psicológicos.

Para ello se buscó un método con el cual se lograra erigir fácil y rápidamente una estrecha familiaridad e intimidad entre personas que se acababan de conocer. Además, esta nueva relación debería no solo establecerse sino también permanecer de manera constante durante un período de tiempo, independientemente de otros factores.

Basado en otros estudios, los elementos más importantes, para aumentar la sensación de familiaridad entre los participantes, ya eran conocidos y pudie-ron ser utilizados sistemáticamente para acercar a los desconocidos.

Los elementos tratados en el estudio fueron:

  • Autorrevelación
  • Aumento de intensidad
  • Rotación en la actividad
  • Enfocarse en la pareja

Para llevar a cabo el estudio, fueron agrupadas en parejas personas que no se conocían. Al principio se compilaron las preguntas de tal manera que cada pareja conociera las opiniones sobre la actitud fren-te a la vida y para que, en gran medida, coincidieran. Estudios posteriores han mostrado también que la proximidad entre los dos participantes se refuerza incluso si representan puntos de vista muy diferentes.

36 preguntas para enamorarte de mi!

A la pareja se le da un tiempo límite para cumplir las tareas. Las tareas son básicamente ocuparse con una de las preguntas y alternarse con la respuesta.

Uno de los puntos más importantes dentro de las preguntas es la autorrevelación de cada uno de los participantes. Esto significa que las preguntas se eligen para que un participante confiese algo personal, con lo cual se gana la confianza del otro participante.

En el curso de la conversación, las preguntas van incluyendo temáticas más personales e íntimas, con lo cual se entra a una fase de aumento de intensidad en las preguntas y las respuestas. De esta forma, la pareja va entrando en una atmósfera más profunda, con lo cual se construye un conocimiento fraternal del otro, y de manera mutua.

Para mantener activos a los dos participantes en la dinámica de preguntas y respuestas, ambos se deben turnar en la dinámica, de tal manera que un participante le pregunte al otro y escuche su respuesta y luego cambien de rol. Por medio de esa rotación en la actividad se asegura que los dos participantes contribuyen de manera activa y concentrada a la actividad.

36 preguntas para enamorarte de mi - primera versión

En la primera versión del estudio las 36 preguntas y respuestas de ambos participantes tomaron un tiempo de 90 minutos. Para ello se le dio a la pareja un tiempo límite para tratarse de manera enfática, es decir, un tiempo dirigido exclusivamente para enfocarse en la pareja.

Después el estudio redujo el tiempo a 45 minutos. No se mostró deterioro de los resultados obtenidos.

Las 36 preguntas usadas fueron divididas en 3 grupos, cada uno de 12 preguntas. El primer grupo de 12 preguntas remiten a un conocimiento general, mientras que el segundo grupo de 12 preguntas se internan en un nivel más personal y el tercer grupo comprende de 12 preguntas de contenido íntimo.

Para que el tiempo límite de 45 minutos se mantuviera e incluyera las preguntas más íntimas, se dieron 15 minutos para cada grupo de preguntas. Si una pareja no alcanzó a trabajar un grupo de 12 preguntas en esos 15 minutos, debía pasar al siguiente grupo de preguntas. Esto aseguraba que las preguntas más personales estuvieran integradas en la conversación, independientemente de la velocidad en la que corriera el diálogo.

Las 36 preguntas fueron probadas en diversos estudios que incluían diferentes factores influyentes con el fin de descartar posibles restricciones que pudiesen intervenir en la proximidad y la intimidad.

Debido a los diferentes estudios se ha demostrado, por ejemplo, que la intimidad entre los participantes es independiente del sexo. Entonces las parejas de dos mujeres o de dos hombres, así como parejas mixtas, obtuvieron los mismos resultados positivos. También se demostró que las diferentes filosofías de vida no tienen una gran influencia o efecto en el resultado.

Especialmente para los participantes más tímidos, se ha demostrado que la mención de la tarea mejora los resultados, mientras que esto no es importante para los participantes extrovertidos. Es decir, las personas introvertidas responden mejor a estas preguntas cuando saben cuál es el objetivo.



Nueva edición de las 36 preguntas

36 preguntas para enamorarte de mi - libro

En el año 2015, gracias a la catedrática canadiense Mandy Len Catron y su artículo To Fall in Love with Anyone, Do This (Para enamorarse, haga esto), el estudio de Arthur Aron obtuvo de nuevo gran atención.

Mandy Len Catron es maestra de Inglés y Escritura Creativa en la Universidad de British Columbia en Canadá. Sus artículos tratan sobre el amor y las historias de amor. Las historias se pueden encontrar en su blog Blog „The Love Story Project“ (El proyecto historia de amor).

Su artículo de la profesora Len Catron es una autoevaluación de este método y fue uno de los artículos más populares en el New York Times.

Para probar el efecto de las 36 preguntas, Mandy Len Catron probó ella misma el estudio con un amigo y le hizo las preguntas. Los dos profundizaron en las preguntas y necesitaron más de dos horas para responderlas todas.

Al final de las 36 preguntas, los dos se miraron durante cuatro minutos ininterrumpidos. Ella usó este contacto visual largo para reforzar el efecto del enfoque.

Lo más interesante es el resultado de esta autoevaluación: se enamoraron y su amigo se convirtió en su nuevo compañero de vida.

Aunque ella misma señala explícitamente que el resultado no se debió únicamente a este experimento, este es, por supuesto, un maravilloso final feliz para su auto experiencia y su artículo.



Indicaciones

36 preguntas para enamorarte de mi gratis

Después de mirar de cerca el origen de las 36 preguntas, es tiempo de comenzar.

Primero observamos algunos puntos básicos sobre las preguntas y cómo relacionarse con ellas. Es importante, en primer lugar, que el experimento sea simplemente divertido, así como que también permita descubrir nuevas facetas del otro participante.

Si es necesario, las preguntas también se pueden modificar siempre y cuando estén destinadas a revelar algo personal.

En el libro, las preguntas están en la página de la izquierda, de modo que haya espacio suficiente para las repuestas o anotaciones en la página derecha. La página de notas está diseñada y dividida de tal manera que ambos participantes puedan hacer sus anotaciones sobre la respuesta del otro.


Cuánto responder las 36 preguntas

Para responder las preguntas, la pareja puede tomarse el tiempo que desee y que considere razonable.

Lo mejor es reservar una noche, ponerse cómodo y realizar las preguntas con tranquilidad. Las preguntas también se ajustan perfectamente a una deliciosa cena o una copa de vino. Las 36 preguntas son, por lo tanto, también una buena ocasión para hacer algo bueno nuevamente.


Objetivo de las 36 preguntas

En general, las preguntas tienen como fin que los participantes revelen algo acerca de sí mismos durante la conversación, de tal manera que intensifiquen la relación.

Por lo tanto, las preguntas no solo deben responderse honestamente sino que, también, en detalle.

Sin embargo, se debe garantizar que ambos socios tengan el tiempo de conversación suficiente y evitar que se genere en un monólogo.


División de las 36 preguntas

Las preguntas se dividen en tres bloques. La trascendencia de las preguntas es mayor en cada bloque. El contenido de las primeras doce preguntas es relativamente general, mientras que el segundo bloque se va adentrando en un campo más personal.

Las últimas doce preguntas son más íntimas y puede que se toquen temas que no se haya compartido antes.


Al final de las 36 preguntas

Al final de las 36 preguntas, se realiza un contacto visual intensivo para aumentar el efecto de la familiarización. Este contacto visual ininterrumpido debe durar de dos a cuatro minutos.

Después de los primeros segundos, esto parece muy extraño y peculiar, pero se debe continuar con el ejercicio y tratar de mantenerlo el tiempo recomendado.

Este contacto visual no se trata de mantener cierta seriedad, sino de una apertura; se puede parpadear y se puede sonreír. Para que el momento del contacto visual no se disipe con el tiempo de espera, lo mejor es usar una alarma que anuncie el fin del ejercicio.













Comentario